¿Quién es el Espíritu Santo?

¿Quién es el Espíritu Santo?

El Espíritu Santo, llamado santo Espíritu en el Antiguo Testamento (Salmos 51:10-11; Isaías 63:10), es sin duda, Dios (Hec 5:3-4).

Ahora bien, si Dios es Espíritu (Juan 4:23-24; Núm 23:19; Isaías 31:3; Deut 4:12), es lógico pensar que el Espíritu Santo procede del Padre; ¡y es que el propio Hijo es quien lo afirma!

Juan 15:26. “Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí”.

1 Samuel 16:1,13. “Samuel ungió a David; y desde aquel día en adelante el Espíritu de Jehová vino sobre David”.

El Espíritu Santo en el hombre

Dios, al tener la facultad de gobernar desde el cielo sobre su Creación (Sal 33:13-15;139:7-12) por ser Omnipresente, es decir, todas las cosas están en presencia de Él, se encuentra en el mundo convenciéndolo de pecado, de justicia y juicio (Juan 16:7-8). Dios derrama su Espíritu sobre los siervos y toda carne, y de esta forma se manifiesta en aquellos que profetizan, tienen sueños, y ven visiones (Joel 2:28-29; Hec 2:16-18; Jueces 13:24-25).

Esto significa que el Espíritu Santo es el medio que Dios emplea para ejecutar sus propósitos, enseñar, hablar a través de los hombres, y entre otras cosas, infundir poder:

(Isa 34:16) “Inquirid en el libro de Jehová, y leed si faltó alguno de ellos; ninguno faltó con su compañera; porque su boca mandó, y los reunió su mismo Espíritu”

(Nehemías 9:20)«Y enviaste tu buen Espíritu para enseñarles»…

El Rey David dijo:

(2 Sam 23:2) “El Espíritu de Jehová ha hablado por mí, y su Palabra ha estado en mi lengua”

Las obras de Sansón fueron hechas porque el Espíritu de Jehová vino sobre él (Jue 14:6)

Todo parece indicar que, en el Antiguo Testamento, cuando el trabajo se completaba, el Espíritu Santo abandonaba a la persona. La presencia del Espíritu Santo era el indicativo del favor de Dios sobre un individuo; si el favor de Dios, -y valga la redundancia-, dejaba al favorecido, el Espíritu se apartaba de él (1 Sam 16:14).

El Espíritu Santo en la Doctrina Cristiana

Uno de los pensadores postapostólicos que contribuyó a forjar la doctrina cristiana que conocemos hoy, fue Tertuliano (siglo II d.C.), el mismo que por primera vez sacó a la luz la palabra Trinidad.

En su libro Contra Práxeas combatió el Modalismo de Práxeas, defendiendo una doctrina trinitaria que tendría su aprobación en el Concilio de Constantinopla (381 d.C.).

El apologista escribió:

“Mientras que Dios es una sustancia y tres personas: el Padre, el Hijo, y el Espíritu; Jesucristo es una persona y dos sustancias: su deidad y la humanidad”.

La Doctrina de la Trinidad sostiene que Dios es Todopoderoso, Creador y Sustentador del universo y el hombre, que existe en tres Personas diferentes, divinas y eternas: El Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo, las Cuales en conjunto forman el Ser de Dios.

Por lo antes expuesto puedo decir, que fue en el siglo IV d.C. cuando apareció formalmente la doctrina trinitaria; pero, a juzgar por las Escrituras, su origen es considerado bíblico.

En el marco trinitario el Espíritu Santo es la tercera Persona, porque es la última vía que utiliza Dios para llegar al hombre. Dios por medio de su Espíritu alcanza a los siervos y toda carne; y así lo hizo con la venida del Espíritu Santo en Pentecostés, el hecho que marcó la residencia permanente de Dios en el creyente (1 Corint 3:16-17;6:19-20; Efesios 1:13-14).

En la Salvación del hombre, el Padre la proporciona con el Hijo (Juan 3:16) que nos Redime (Mat 26:28; Gál 3:13; Luc 23:26-49). El convertido es santificado y regenerado por el Espíritu de Dios (Romanos 15:16; Ezequiel 36:26-27; 1 Cor 6:19).

¿Por qué el Espíritu Santo es una Persona?

Anteriormente hice referencia a algunos atributos del Espíritu Santo en el Antiguo Testamento, que lo distingue como Persona. En el Nuevo Testamento ocurre lo mismo:

– Persona porque tiene:

Mente (Rom 8:27)

Voluntad (1 Cor 12:11)

Emociones (Efe 4:30).

– El Espíritu Santo:

Habla (Juan 15:26)

Ora (Rom 8:26-27)

Guía (Juan 16:13)

Enseña (1 Cor 2:13)

Orienta (Rom 8:14).

– Al Espíritu Santo se le puede:

Mentir (Hec 5:3)

Contristar (Efe 4:30)

Afrentar (Heb 10:29)

Resistir (Hec 7:51)

Apagar (1 Tes 5:19).

Dios y el hombre

Ya sabemos que el Ser de Dios es trino en cuanto a su Deidad. Por otro lado, el hombre es la máxima expresión de la Creación, y el templo de Dios. -en el caso del creyente-.

Desde esta perspectiva, pienso que si el hombre es un ser viviente creado por Dios a su imagen y semejanza (Génesis 1:26-27;2:7), compuesto por espíritu, alma y cuerpo (1 Tes 5:23), definitivamente el Ser Vivo de Dios se compone también de Cuerpo, Alma y Espíritu:

Cuerpo:

El Hijo (Jesucristo): El Verbo o Palabra de Dios antes y después de la Encarnación, que da testimonio del pensamiento eterno de Dios (Salmos 33:11;139:16-18). Sus acciones, milagros y declaraciones, demostraron que Él es la Palabra de Dios encarnada en el hombre Jesús, el escogido por el Padre para darse a conocer al mundo, y dar cumplimiento a su plan redentor comprando con su sangre en Gólgota el pecado de la humanidad.

Alma:

Salmos 11:5 “Jehová prueba al justo; pero al malo y al que ama la violencia, su Alma los aborrece” (Jer 6:6-8; Isa 42:1).

Espíritu:

El Padre (Jehová): Es el Sustentador de su Creación; cuya Gloria vista en parte, será observable en su totalidad cuando Él muestre su rostro.

– Al principio del artículo dije que el Espíritu Santo proviene del Padre que es Espíritu, Quien evidentemente se llama Jehová.

 

Artículo escrito por Dr. Douglas Guillen Avila,
Dr. en Teología, Ing. Agrónomo, Escritor y Editor.
Redes:
Facebook: editorial dugli
Email: editorialdugli@gmail.com

 

Libros del Dr. Douglas Guillen Avila disponibles en Amazon:

1- Jesús (Spanish Edition)

Jesús

2- La edad del hombre (Spanish Edition)

Edad del hombre

 

Puedes editar y publicar tu libro en Amazon con la ayuda de Universidad Cristiana Logos, solo debes llenar el siguiente formulario para iniciar el proceso: https://www.logoscu.com/forms/view.php?id=358929

 

administrator

Related Articles

1 Comment

Avarage Rating:
  • 0 / 10
  • Johannie Valle , 28 enero 2022 @ 22:26

    Me encanta la definición que da el teólogo del Espíritu Santo. Éxitos con los artículos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: