Finalidad del Hombre

Finalidad del Hombre

Finalidad del Hombre

La creación toda tiene una razón de ser y el hombre a su vez tiene una finalidad especifica y rasgos únicos que le fueron otorgados por Dios.

Moralidad y sociabilidad del Hombre

En su perfecta creación Dios hizo a los hombres seres morales y con libre albedrío.

9También del medio del jardín Jehová Dios plantó el árbol de la vida y el árbol del conocimiento del bien y del mal…    …. 16Y Jehová Dios mandó al hombre diciendo: Puedes comer de todos los árboles del jardín: 17pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no comerás, porque el día que comas de él, ciertamente morirás” (Génesis 2)

El hombre le fue otorgada la habilidad para escoger, tiene libre albedrío, conoce lo que es bueno y lo malo, pudiendo seleccionar aún lo prohibido (Juan 3:19).

De igual manera hizo al hombre un ser social, Dios observa “No es bueno que el hombre esté solo; le haré una ayuda idónea”(Génesis  ), no se trata  de la inferioridad de la mujer, sino de la insuficiencia del hombre, esto indica que requiere ayuda y compañía.

Para satisfacer estas dos necesidades básicas, Dios establece el matrimonio. La mujer procede del hombre, no es asignarle un grado de inferioridad a ella, sino el lugar correcto que Dios le ha dado al lado del hombre.

Propósito de la humanidad

El fin principal y más noble del hombre es glorificar a Dios y gozar de Él para siempre (Romanos 11:36; 1 Corintios 10:31).

Cada ser humano ha sido hecho a imagen  y semejanza divina para glorificar a Dios, sin distingo de condición, merece respeto, pero debe vivir con moral.

“Amad a vuestros enemigos, y orad por los que os persiguen; de modo que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, porque él hace salir su sol sobre malos y buenos, y hace llover sobre justos e injustos” (Mateo 5:44-45).

La demanda de Dios y la falla humana

Dios como autoridad creo el Edén sin maldición no pecado, donde reposa su bendición y presencia, al colocar el árbol representa su autoridad sobre el hombre y todo lo creado.

A pesar de darle todo al hombre solo le pone un límite y es no comer del árbol de la vida; al ser creado con autodeterminación ese límite es la forma como Dios como Rey y Soberano pide lealtad y obediencia, a la vez son símbolos de autonomía  y responsabilidad, no para que sea manipulado, sino un ser con libre albedrío que alcance su desarrollo espiritual como seres auto determinantes.

El hombre quiso ser como Dios, mostrando que no estaba conforme con su naturaleza y aún hoy en día quiere ser un hombre totalmente independiente de todo control. El propio hombre crea especulaciones y rebeldías con el único fin de excusar el pecado.

La semilla del pecado comenzó a crecer en el corazón al cuestionar las acciones de Dios, y se prestan a dar cabida en su corazón a las promesas de la serpiente. La acción deliberada, consciente y orgullosa del hombre le hace desafiar el mandato de Dios, entra en rebeldía e infidelidad abriendo paso a la muerte.

Muerte espiritual del hombre

Adán y Eva, no murieron físicamente al ser infiel al mandato divino, murieron espiritualmente y entre sus consecuencias de forma inmediata tuvieron:

Los ojos abiertos: Perdieron la ceguera que produce la ignorancia, la inocencia.

Conciencia de su desnudez: En su inocencia no se escondían el uno al otro, entro en ellos la vergüenza

Vestidos de hojas: Procuran taparse, perdieron su inocencia.

Huida de Dios: El sentimiento de culpa por su desobediencia los agobia y les hace esconderse del mismo Dios en el que antes se deleitaban.

Temor: La vergüenza por su desnudez, les lleva a temer de ser vistos por Dios

Excusar las acciones: El hombre no siente pesar por su pecado y culpa a la mujer, la mujer acusa a la serpiente, ninguno reconoce su responsabilidad.

Continuamente el hombre como pecador va muriendo espiritualmente al desafiar a Dios, alejándose cada vez mas de él al llenarse de miedo, temor, excusas, al punto de no poder reconocer luego como volver a vivir una relación con su Creador.

La vida pecaminosa hace que poco a poco el hombre deje de cumplir con las funciones que Dios le dio, generándose irrespeto por la familia, la vida y  así el sentido para el cual fue creado que es  glorificar a Dios.

administrator

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: