Regresemos a la Biblia

Regresemos a la Biblia
Regresemos a la Biblia Original de Ps. Enrique Baldeón, publicado en Logos Magazine, Edición 2 -Agosto 2019

En las múltiples situaciones de la vida podemos sentirnos abrumados y desconcertados, e inclusive perdidos, también existirán momentos en los que podamos cuestionarnos sobre el porque de las cosas o como vivir la vida, todas esas respuestas y mas las conseguimos en la Biblia.

Entendemos Qué es la Biblia

La Biblia es una colección de cartas, poemas, historias, visiones, oráculos proféticos, sabiduría y otras clases de escritos.

Como leerla y comprenderla el primer paso es acercarse a esta colección de volúmenes como las diversas clases de escritos que son, y leerlos como libros completos. En general, la Biblia es una narración.

Es la palabra escrita, inspirada de Dios, y está llena de su poder para cumplir sus propósitos de transformar vidas.

Por su forma, la Biblia es una colección de libros completos. Estos escritos son las unidades centrales e intencionales de los autores bíblicos. Por su contenido, una narración grandiosa, la verdadera historia de Dios y de su redención del mundo.

 

¿Qué estamos dispuestos a hacer con la Biblia?

Honramos el carácter de la Biblia en su plenitud humana y divina, moldea nuestras expectativas y comprensión alrededor de esta doble verdad, y recibimos el misterio de la Biblia con amor y gratitud.

Aceptamos, establecemos y tenemos en cuenta los elementos humanos de la Biblia que incluyen la lengua, la cultura, la historia y la literatura.

Como palabra inspirada y autoritativa de Dios nos llena con la expectativa de que Dios la usará para guiar, dirigir y transformar nuestras vidas de acuerdo con sus propios propósitos.

Leer la Biblia bien significa trabajar con las unidades naturales del texto, manteniendo siempre los pasajes dentro de sus contextos históricos, culturales y literarios.

Hemos de interactuar con el contenido como la historia grandiosa del mundo de Dios y la invitación a adentrarnos en ella y vivirla como el pueblo del Mesías: la Iglesia.

 

Entender la Palabra

El corazón y el alma de la Biblia es su historia. Leer la Biblia se basa en descubrir en dónde nuestras historias individuales se cruzan, se interconectan con el drama general.

El punto, al final, es descubrir de qué manera podemos unirnos a la misión de Dios de reclamar su mundo. Para ello, debemos ir conociendo los personajes de la Biblia, entender su escenario y seguir la trama.

La Biblia se escribió para que pudiéramos entrar en su historia, vivirla.

Todos nosotros, vivimos nuestras vidas como si se tratara de un drama, todos los días estamos en la escena. ¿Qué diremos o haremos? ¿Cuál historia viviremos? Deberíamos poder responder con el libreto bíblico, sino seguiremos otro.

¿Y ahora qué?

La Biblia no siempre es fácil de leer, algunos pasajes pueden resultar difíciles de entender. Pero con dedicación vas a aprender más acerca de Dios y de la historia que él nos ha dado en la Biblia, ésta te guiará, transformará y te mantendrá cerca de Dios.

¿Qué debemos hacer?

La mayoría de la gente hoy sigue la costumbre de leer solamente trocitos o fragmentarios de la Biblia —versículos— y a menudo aislados de los libros de los cuales son parte. Hacerlo así no ayuda mucho a la buena comprensión de la Biblia.

Te animamos para que tomes todos los libros tal como los escribieron sus autores. Esta es realmente la única forma de lograr un buen conocimiento de las Escrituras.

Pasos Claves para encontrarse

 

  1. MÉTETE DE LLENO EN LA BIBLIA

Solamente cuando leemos a fondo la Biblia, aderezándola y absorbiéndola en nuestras vidas, estaremos preparados para asumir con eficiencia nuestros roles.

Mientras más leamos la Biblia, mejores lectores seremos. En vez de rasguñar la superficie, nos volveremos diestros para interpretar y practicar lo que leemos.

 

  1. HAZ EL COMPROMISO DE SEGUIR A JESÚS

Jesús resucitado nos ofrece la oportunidad de que nuestras vidas den un giro.

Nuestros pecados pueden ser perdonados y ser parte de la historia de la nueva creación de Dios.

Apartarnos de nuestra maldad.

Dios actuó por medio de la muerte y resurrección del Mesías para ocuparse en forma terminante del pecado, tanto en tu vida como en la vida del mundo.

Su muerte fue un sacrificio y su resurrección un nuevo comienzo.

Reconoce a Jesús como legítimo soberano del mundo y síguelo, únete al pueblo de Dios.

 

  1. VIVE TU PARTE

Nuestra historia aún no se ha escrito. Entonces, ¿qué hacemos?

Leemos la Biblia para entender lo que Dios ya hizo, especialmente por medio de Jesús el Mesías, y para saber cómo hacemos que esta historia avance.

La Biblia nos ayuda a dar sentido y respuesta acerca de todo lo que decimos y hacemos:

Las opciones de la vida pueden ser confusas, pero Dios nos entregó su Palabra y nos prometió su Espíritu para guiarnos en el camino.

 

Tú eres la obra de arte de Dios, creado para hacer buenas obras. Que a cambio, tu vida sea un bellísimo regalo para él, entonces es el momento de Regresar a la Biblia.

 

¿Te ha gustado este artículo?

administrator

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: