La Técnica de Pomodoro

La Técnica de Pomodoro

¿Ya has probado distintas maneras de organizar tu tiempo? Si eres de los que les gusta buscar nuevos métodos, de seguro has escuchado hablar de la Técnica de Pomodoro.

Esta técnica es una excelente forma de gestionar el tiempo y cuando estamos realmente intentando ser lo más productivos en nuestra organización. 

La técnica de Pomodoro se basa en usar el  tiempo como un valioso aliado para alcanzar lo que se quiere hacer del modo en que se quiere hacer, y permitirnos mejorar continuamente la forma en que trabajamos o estudiamos.

Lo que hace interesante y diferente es la manera en que se gestiona el tiempo.                                                    

Pero… ¿De dónde surge?

Técnica de Pomodoro

Francesco Cirillo fue el diseñador de ella a finales de los ochenta.

En ese entonces, él quería desesperadamente mejorar sus hábitos de estudio. Básicamente, Cirillo determinó que al dividir su trabajo en cortos intervalos de tiempo, se concentraba mejor y al final no sentía cansancio mental.

 

 

¿De qué se trata la Técnica de Pomodoro?

La Técnica Pomodoro es un método de gestión de tiempo que se puede usar para cualquier tarea. La ansiedad producida por los “ticks del reloj”, sobre todo si se tiene una fecha límite, conduce a hábitos de trabajo y estudio ineficaces que a su vez conducen a la procrastinación.

¿Cómo aplicarla?

Para ponerlo en práctica necesitarás de herramientas muy sencillas, que todos tenemos en nuestra casa:

  •         Un cronómetro: Puedes usar el de tu teléfono móvil. Vas a controlar tus tiempos de descanso y trabajo.
  •         Si deseas conseguir un cronómetro fisíco en vez de digital, sería bueno para evitar posibles distracciones.
  •         Una hoja de tareas: Puedes utilizar un block de notas o cuaderno para anotar las tareas del día en una lista simple.
  •         Una hoja para tareas que se te ocurran en el camino: Es bueno que tengas una hoja o un espacio extra dentro de tu cuaderno en el que puedas anotar otras tareas o proyectos que quieres hacer pero que todavía no sabes cuándo empezar. Es como estar preparado para una tormenta de ideas.

¿Cuál es la dinámica de la Técnica de Pomodoro?

Aquí te detallo el paso a paso:

  1. Debes pensar y decidir qué tareas quieres realizar ese día.
  2. Haz una lista, y anótalas en una hoja.
  3. Para comenzar debes colocar tu cronómetro para que suene en 25 minutos. Este lapso de tiempo se conoce como pomodoro.
  4. Ahora ponte a trabajar sin permitirte ningún tipo de interrupciones. Lo que quiere decir que debes apagar todos los aparatos eléctricos y recluirte en tu espacio de trabajo o estudio.
  5. Una vez que el cronómetro haya anunciado que pasaron los 25 minutos, debes tomarte un descanso de unos 5 minutos.
  6. Cuando hayas completado al menos cuatro pomodoros; es decir, unos 100 minutos de trabajo duro, puedes tomarte un descanso más largo. Éste puede ser de hasta media hora.
  7. Marca cuántos pomodoros te llevó realizar cada tarea y luego táchala. Esto te sirve como registro para determinar cuántas tareas puedes realizar por día y priorizar su complejidad.

Algunas consideraciones no menos importantes:

  • En caso de que tengas interrupciones, ese pomodoro ya no cuenta, por lo que debes volver a comenzar.
  • Cuando te toque el descanso, hazlo, incluso si sabes que solo te llevará un par de minutos terminar la tarea completa. En este tiempo su cerebro ya ha trabajado mucho y merece descansar. Tendrás mejores ideas después del break para finalizar con broche de oro.
  • Durante el descanso, evita pensar en la tarea que tienes pendiente. Puedes tomar un vaso de agua, estirarte, prepararte un café, o simplemente echarte en el sofá. Si eres lo suficientemente fuerte, puedes revisar tus redes sociales y acostumbrarte a no tardarte más de 5 minutos en ellas.
  • El pomodoro es una unidad de tiempo de 25 minutos y esta es indivisible, lo que quiere decir que no puedes trabajar por 15 minutos y luego hacer otros 10.
  • Si necesitas más de 5-7 Pomodoros para una tarea, divídela en tareas más pequeñas.
  • Si necesitas menos de un Pomodoro, agrégala y júntala con otra tarea.
  • Una vez que comienza un Pomodoro, tiene que llegar a sonar.
  • El siguiente Pomodoro será mejor.
  • No deberías usar la Técnica Pomodoro para las actividades que haces durante tu tiempo libre. ¡Disfruta del tiempo libre!

En resumen…

La técnica puede parecer estricta desde el inicio, pero resulta útil si te acostumbras.

Utiliza el método cuando tienes tareas complejas o largas que realizar en corto tiempo, pues muy probablemente ya tienes hábitos que te funcionan mejor en otras áreas de la vida.

Si lo aplicas en ambientes laborales es complicado escaparse de ciertas interrupciones.

En el caso de los estudios, resulta  muy eficiente, ya que desde sus orígenes, fue creada para generar hábitos de estudio y una excelente gestión del tiempo.

La Técnica de Pomodoro es, sin duda, una manera de obligarte a concentrarte y de adquirir disciplina. Cuando el tiempo apremia y se acerca una fecha límite, hacer todo en pomodoros te conseguirá resultados.

 

Extractos de https://nerduniversitaria.com/2018/03/28/tecnica-de-pomodoro-para-organizarse/

https://pomodoro-tracker.com/?lang=es

administrator

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: